Yo ya no soy de la RSC

Antoni Ballabriga

Por Antoni Ballabriga Director Global de Responsabilidad y Reputación Corporativas de BBVA

Tras años de trabajo en esto de la RSC te vas dando cuenta que lo importante es “hacer que otros hagan” y que en el fondo se trata de “transformar el modo de hacer las cosas”. Y también te vas dando cuenta que hacer ese viaje desde la RSC no llega, no cuaja en las organizaciones. Es preciso hacerlo cambiando la perspectiva, cambiando el discurso, la narrativa. Una narrativa que conecte con los directivos y empleados y que haga accionable este proceso de cambio a todos los niveles. Por eso #yoyanosoydelaRSC. No es que reniegue de ello pero es una mochila cargada de prejuicios y limitaciones que no permite hacer este largo y complejo viaje. Por eso preferimos hablar siempre de “Negocio Responsable, Banca Responsable”. Llevamos ya dos años sin utilizar internamente la palabra RSC, y nos está funcionando.

Un cambio de perspectiva que tiene enormes consecuencias en el modo de hacer y de comunicar.

Hacer negocio responsable es integrar el impacto en la vida de las personas en todo lo que hacemos y como lo hacemos. Un enfoque people centric que incorpora una visión holística de nuestro negocio, es decir, nuestras relaciones con los clientes y con todos  los grupos de interés.

Los gestores de oficina de una entidad financiera no entienden muy bien que es eso de ser un banco sostenible. Por otro lado, para ellos hacer RSC está bien y necesario pero poco dice sobre cómo hacer tu trabajo. Hacer banca responsable en cambio les permite ser muy mucho más conscientes de la importancia de las buenas prácticas, del impacto en la sociedad de su trabajo y de la enorme responsabilidad que tienen. Les permite en definitiva, ser protagonistas del proceso de cambio.

En BBVA tenemos un Plan de Negocio Responsable con horizonte 2015. Un plan impulsado directamente por el Presidente y el Comité de Dirección y que nos permitirá hacer este salto cualitativo con el fin de “reconquistar a la sociedad”.

 

Ese cambio de perspectiva tiene además como decía, cambio en la forma de comunicar. Un buen ejemplo es el In Touch de Banca Responsable realizado hace uno días en BBVA. Un innovador formato de comunicación interna, basado en la fórmula del talk show televisivo que persigue un claro objetivo: convertirse en una herramienta de cambio cultural. Una conversación de una hora de duración del Consejero Delegado con responsables de las distintas áreas que están trabajando en este Plan retransmitida en streaming y visionada ya por más de 15.000 empleados. Porque, en definitiva, el reto es to rebuild trust & reputation from within. En este post puedes ver una pequeña píldora.

Si tenéis interés en ver más contenidos del In Touch y conocer mejor nuestro Plan os invitamos a ver esta infografía con vídeos incorporados.