Los emprendedores de Momentum Project mejoran sus planes de crecimiento en la última fase de formación

Momentum Project, emprendedores

Momentum Project, el programa de apoyo al emprendimiento social de BBVA y ESADE, en colaboración con la Fundación PwC, ha finalizado su parte formativa con dos jornadas intensivas en el Campus BBVA La Moraleja de Madrid.

Los días 22 y 23 de julio han sido muy intensos para los emprendedores de Momentum Project España 2015. Durante estos días han aprendido cómo hacer una presentación en público eficaz y han pulido los últimos detalles de sus planes de crecimiento, con la ayuda de los paneles de expertos y los equipos de mentores de BBVA y ESADE y estudiantes de ESADE asignados por el programa.

La parte formativa del programa ha incluido dos periodos previos de clases, en los meses de abril y junio, en el Campus Sant Cugat de ESADE. Finanzas, marketing, creatividad o medición de impacto social, han sido algunas de las materias impartidas, además de las reuniones con los grupos de trabajo que son muy apreciadas por los emprendedores. “Te das cuentas de los errores que cometes”, explica Marta Tutusaus, gerente de una de las empresas participantes, “aprendes a hacer lluvia de ideas y a trabajar con conceptos y maneras de funcionar distintas”.

Internacionalización y marketing

Uno de los puntos en los que más se ha incidido en todas las formaciones es en el desarrollo de un buen plan de empresa. Carmen San Carrión, emprendedora participante en esta edición confirma con estas palabras su importancia, “aunque fuéramos al límite a nivel financiero, podríamos seguir avanzando si tenemos un correcto plan de negocio”.

Tras la formación, las empresas sociales de Momentum Project tienen muy claro hacia donde quieren crecer. Muchas de ellas ven su futuro en la internacionalización de sus proyectos. “Estamos en un mundo global donde podemos implantar el modelo, siempre que contemos con la estructura suficiente para tener los elementos de control que permitan que no se incurra en irregularidades”, explica Juan Luis Cabezas, responsable de una de las empresas seleccionadas.

El marketing es otra de las asignaturas pendientes de varios de los emprendedores, que han decidido reforzar esta parte para conseguir una mayor visibilidad y nuevas oportunidades. “El reto es tocar a más puertas y ver en qué canales de venta podemos situarnos”, declara Jordi Mayals, fundador de una de las empresas de esta edición.

El Social Investment Day, que tendrá lugar en otoño, será la oportunidad para demostrar los resultados de todo este trabajo y para que cada empresa exponga sus planes de crecimiento, ante una audiencia especializada compuesta por actores influyentes del sector y posibles inversores. Hasta entonces, los emprendedores continuarán trabajando con sus equipos para que todo esté perfecto de cara a esta cita crucial.