microfinanzas

Las microfinanzas: ¿la panacea para el desarrollo?

12/08/10

Por Mariola Arlandis Fundación Microfinanzas BBVA

Uno de los hechos más debatidos en los últimos 30 años es el impacto que ha tenido la globalización en el crecimiento del bienestar de las poblaciones y la reducción de la pobreza. Si observamos los datos, los resultados son alentadores, pero claramente insuficientes.

En 1980, en el mundo había 2200 millones de habitantes que vivían con menos de dos dólares al día; en la actualidad son 3200 millones de habitantes. Datos que evidencian una realidad tan dramática como que el 0,001% de los hogares concentra el 20% de la riqueza mundial.  Situación agravada, además, como consecuencia de la actual crisis económica global y humana, que ha sumado más de 100 millones de “nuevos” pobres en el mundo a finales de 2009, según estimaciones del Banco Mundial, y 30 millones de desempleados más en este mismo período, según la OIT.

Una realidad desoladora que augura una situación límite para las personas que se encuentran en la base de la pirámide. Personas que ya viven en una situación de máxima vulnerabilidad, al estar privadas de ingresos recurrentes, y de necesidades básicas como la alimentación, la educación, la salud, y el acceso a los servicios y productos financieros, herramienta indispensable y pieza olvidada en la lucha contra la pobreza.

Situación que se ha convertido en un verdadero círculo de condena para estas personas, si tenemos en cuenta que las finanzas son necesarias para el desarrollo y son imprescindibles para reducir la pobreza, pues la gente está enferma porque es pobre, los niños no van al colegio porque son pobres, la gente no come y, consecuentemente enferma, porque es pobre.

De ahí la importancia de las microfinanzas en la lucha contra la pobreza, puesto que en el mundo en desarrollo todas las actuaciones que se desarrollan son asistenciales salvo las microfinanzas, que es el único mecanismo autosostenible que existe, a pesar de las críticas y en ocasiones prejuicios que existen en torno a este instrumento financiero.

Podemos afirmar, por tanto, que las finanzas son absolutamente inseparables del desarrollo. Lo que ocurre es que se parte de un concepto erróneo, o de problemas con el concepto:

Por una parte, se parte de un prejuicio: se entiende que las finanzas en los pobres son malas, y las finanzas en las personas no pobres, son buenas. Cabría preguntarnos a las personas que vivimos en el mundo desarrollado si podríamos vivir sin finanzas. La respuesta es sencilla. Entonces, ¿qué características tienen los pobres para que para ellos las finanzas no sean buenas?

Otro de los errores es considerar que las finanzas van unidas a la riqueza. El acceso a las finanzas o a la financiación es una condición necesaria pero no suficiente, puesto que no existe correlación directa entre microfinanzas y riqueza. Las finanzas son un medio mediante el cual se puede generar riqueza, pero no la garantiza. Es, sin duda, un error de planteamiento.

Si se quiere luchar contra la pobreza es necesario generar riqueza, y la única condición necesaria para ello es que las personas pobres tengan acceso a las finanzas. Y las condiciones en las que las finanzas generan riqueza son:

  • Negocio productivo
  • Capitalización
  • Financiación a coste de mercado, sin subvencionar. La subvención genera eficiencia falsa, competencia desleal, distorsión de mercado, infantilización de la economía.
  • Producto y servicio competitivo después de pagar todos los costes reales.

El enfoque no es más que el desarrollo del concepto de microfinanzas productivas. Buscando la generación de valor en las personas. Partiendo de su dignidad, sus capacidades y habilidades naturales y del espíritu emprendedor que tienen gran parte de las personas pobres para que logren un beneficio real, que no dependa de subsidios, y que en condiciones de mercado este sea sostenible en el tiempo para ellos y sus familias.

Ciertamente, las microfinanzas no son una panacea que convierta a los pobres en los no pobres. No obstante, sin finanzas en la base de la pirámide sería imposible el desarrollo económico y social, como por otra parte, ha ocurrido en el mundo desarrollado, en el que nosotros vivimos.

 

Una Respuesta

  1. API Camps escribió:

    You got a very wonderful website, Gladiolus I detected it through yahoo.

Deja tu respuesta

adelante