La Comisión Europea debería promover la creación de los Principios de Banca Responsable

Antoni Ballabriga

Por Antoni Ballabriga Director Global de Responsabilidad y Reputación Corporativas de BBVA

Imagen del cierre del forum en Bruselas con Marko Curavic, Head of Entrepreneusrship Unit en la DG Grow de la Comision Europea y responsable de su estrategia de RSC. La Comisión Europea debería promover la creación de los Principios de Banca Responsable

Esta fue la propuesta que hicimos en el panel sobre instituciones financieras en el CSR Multiskeholder Forum organizado por la Comisión Europea los días 3 y 4 de febrero.

Al igual que Naciones Unidas promovió en 2006 la creación de los Principios de Inversión Responsable (PRI), pensamos que la Comisión tiene una oportunidad enorme para liderar la promoción de una mejor banca basada en principios. Una iniciativa que integre una visión holística de la actividad financiera y su impacto en la sociedad, y que de forma transversal implique a los distintos comisarios cruzando las fronteras del mundo de la RSC.

Hoy la RSC está bajo el paraguas de la Comisaria de mercado interior, industria, emprendimiento y PYMES. Es preciso integrar el trabajo de toda la Comisión y, muy especialmente del Comisario de estabilidad financiera, servicios financieros y mercado de capitales así como de la Comisaria de justicia y consumidores e igualdad de género.

No lo veo nada fácil pero ese sería un salto muy importante para trabajar para la sostenibilidad del sistema financiero. Hace tiempo que venimos insistiendo que esa sostenibilidad depende fundamentalmente de tres pilares: una mejor regulación, una supervisión efectiva y unas entidades que basen sus modelos de negocio en principios y buenas prácticas. La creación de los Principios de Banca Responsable jugaría un rol esencial en éste último.

Sin duda un auténtico desafío que requiere algunas condiciones que debemos ayudar a crear. En primer lugar necesitamos un auténtico liderazgo por parte de los altos representantes de la Comisión y del Parlamento Europeo.

En segundo lugar, es preciso superar la narrativa de la RSC y construir sobre un relato que enganche con los temas centrales: el modo de hacer banca. La mayor regulación para proteger el consumidor, la mejora del gobierno corporativo de las grandes entidades, el apoyo a PYMES y el crecimiento, los Derechos Humanos, el medio ambiente… todo ello es banca responsable. O construimos un paraguas integrador o la RSC seguirá siendo eso del “nice to have”.

En tercer lugar, las entidades que crean que es necesario hacer banca responsable para generar confianza, reconquistar a la sociedad y se comprometan realmente en ello, debemos dar un paso al frente y promover una iniciativa de este tipo. Será bueno para quienes lo lideremos y bueno para todo el sistema.

En BBVA vamos a proponer y a perseverar para que estas condiciones se den. Afortunadamente una de las conclusiones que se recogieron en el pasado Forum ya fue en esa línea: “The EC should set up a financial industry working group on responsible banking with all relevant Commission services”.

Desde la perspectiva de una entidad financiera, ese fue sin duda el gran avance del Multistakeholder Forum.

Categoría: Desempeño de BBVA