José Manuel González-Páramo: “El gobierno corporativo es necesario para asegurar una correcta gestión del riesgo”

José Manuel González-Páramo

El consejero ejecutivo de BBVA, José Manuel González-Páramo, analizó el nuevo modelo europeo de supervisión bancaria y su impacto en  la gobernanza de las entidades financieras, en un foro del Consejo General de Economistas.  “Un buen gobierno corporativo debería asegurar un menor nivel de riesgo, un menor coste de capital y permitir un mejor cumplimiento de la estrategia”, señaló. 

El gobierno corporativo es uno de los aspectos fundamentales para el nuevo supervisor, el Banco Central Europeo (BCE), junto al análisis de modelo de negocio, la evaluación del capital y la evaluación de liquidez. José Manuel González-Páramo explicó las razones por las que dentro de las categorías de riesgo, el sistema de gobierno y control interno juegan un papel relevante para la buena gestión de las entidades financieras. “El gobierno corporativo es un complemento del capital. En concreto, elevados niveles de capital no aseguran un correcto perfil del riesgo de las instituciones, de modo que el capital es una condición necesaria pero no suficiente para asegurar una correcta gestión y control de los riesgos”, afirmó.

A su modo de ver, dentro del gobierno corporativo, adquieren una importancia fundamental aspectos organizativos como una clara definición de roles y responsabilidades de los consejeros, un análisis adecuado que permita la correcta elección de los miembros del Consejo, así como una política de remuneraciones que elimine los incentivos a la toma de riesgos innecesarios. En definitiva, “una gobernanza adecuada asegura una correcta gestión de riesgos y de los negocios”, señaló José Manuel González-Páramo, máximo responsable de regulación en BBVA.

Por su parte, el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, indicó que “el modelo de supervisión europeo y el entorno regulatorio debe suponer la homogeneización, la coherencia y la calidad de la información aportada por las entidades financieras”.

La entrada en funcionamiento del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), el pasado  4 de noviembre, supuso la búsqueda de una cultura supervisora única. “Este proceso no implica asumir las prácticas supervisoras de una jurisdicción en concreto, sino que requiere importar las mejores prácticas supervisoras de todos los participantes. Solamente así se asegurarán los estándares de supervisión más elevados”, señaló el consejero ejecutivo de BBVA, que entre 2004 y 2012 fue miembro del Comité Ejecutivo y del Consejo de Gobierno del BCE.

La normativa europea de Basilea establece unos principios muy claros y amplios en gobierno corporativo. Establece la responsabilidad del Consejo y de los diferentes comités en el desarrollo de un adecuado gobierno corporativo. El concepto de gobierno corporativo es muy amplio e  incluye la implantación de procesos y procedimientos adecuados para la correcta toma de decisiones así como asegurar el máximo nivel de transparencia. Asimismo, enfatiza conceptos como el apetito al riesgo o  la gobernanza en la gestión de riesgos. Por último, pone de manifiesto la importancia del diálogo entre el supervisor y el Consejo. En este sentido, José Manuel González-Páramo subrayó que “es necesario un  marco claro que regule la interacción entre el Consejo de los bancos y los supervisores, y que asegure una comunicación efectiva”.