Declaración de BBVA sobre DAPL (Dakota Access Pipeline)

La Vela

BBVA es un banco riguroso en el cumplimiento de sus funciones y, antes de tomar decisiones de carácter financiero, evalúa los riesgos sociales y medioambientales de un determinado proyecto. Siendo una empresa global presente en decenas de países, hemos suscrito los protocolos de las Naciones Unidas denominados Principios Relativos a la Conducta de las Empresas en Materia de Derechos Humanos y Objetivos de Desarrollo Sostenible, al tiempo que formamos parte del Grupo Thun sobre Derechos Humanos. Asimismo, en 2004 BBVA se adhirió a los Principios de Ecuador, siendo el primer banco español en firmar dicho protocolo. Los Principios de Ecuador son un conjunto de estándares que guían las decisiones financieras en relación con un proyecto y que son considerados el «patrón oro» de la gestión social y medioambiental del sector financiero.

 

Independientemente del proyecto en sí, BBVA observa el cumplimiento de lo establecido en los estándares sociales y medioambientales, incluyendo aquellos enumerados en los Principios de Ecuador. Asimismo, antes de tomar decisiones de carácter financiero, el banco realiza un detallado proceso de evaluación que incluye el escrutinio del cumplimiento de todas las leyes y regulaciones aplicables. La transacción efectuada para financiar el proyecto del oleoducto Dakota Access se evaluó siguiendo estas directrices. BBVA es uno de los 17 bancos que financiaron el proyecto y hemos cumplido nuestras obligaciones en lo que respecta a la financiación, en el marco de lo establecido en los acuerdos que gobiernan nuestro compromiso de préstamo por valor de 120 millones de dólares estadounidenses, una participación que equivale aproximadamente al 5 por ciento del componente de deuda de la financiación del proyecto

 

El Grupo BBVA proporciona soluciones financieras a muchos segmentos del sector de la energía, incluyendo la industria eólica y solar, con una estrategia de préstamo que busca financiar empresas que estén explorando formas novedosas, eficientes y seguras para proporcionar la energía de la que dependen el mundo y sus respectivas economías. Asimismo, la entidad se compromete a contribuir al desarrollo económico de las comunidades y los países en los que está presente a través de sus actividades financieras.

 

BBVA, junto con otros prestamistas implicados en el proyecto, encargó proactivamente a Foley Hoag, consultor independiente en temas centrados en el respeto a los derechos humanos, que revisara las cuestiones relacionadas con el proceso de permisos y las consultas con las tribus de nativos americanos implicadas. Asimismo, el banco se reunió con los Sioux Standing Rock en marzo de 2017 para conocer, de primera mano, las preocupaciones de la tribu en lo que será un proceso continuo y respetuoso. Por otra parte, en las próximas semanas, BBVA seguirá manteniendo conversaciones con nuestro cliente para analizar la cuestión.

 

BBVA espera cumplir su parte para ayudar a resolver el tema de una forma respetuosa que fomente un diálogo permanente.

 

Enlace a la declaración en PDF

Categoría: General