BBVA se afianza como empresa líder en transparencia fiscal del IBEX 35

fiscal transparency, BBVA, Fundación Compromiso y Transparencia, IBEX 35, transparencia

BBVA es la tercera empresa más transparente del IBEX 35, según el informe ‘Contribución y transparencia 2016’ elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia.

Un año más, BBVA ha aparecido en los primeros puestos de este ranking, que se realiza con la información que publican las principales empresas cotizadas sobre sus obligaciones fiscales. La gran novedad de esta tercera edición es que el índice se ha ampliado con la incorporación de 35 multinacionales extranjeras. La razón de su entrada es que se trata de empresas que están realizando una importante contribución en España ya que generan empleo, contratan a proveedores locales, invierten en negocios del país y pagan los impuestos correspondientes.

En esta edición lidera la clasificación Iberdrola, con 22 puntos sobre 26; seguida de Endesa, con 21 puntos y BBVA y Repsol, empatadas en el tercer puesto con 19 puntos. En general, se aprecia una mayor transparencia fiscal de las empresas analizadas con una gran disminución de compañías opacas, que han pasado de un 86% en el primer informe a un 32%. Las clasificadas como translúcidas han aumentado de un 11% a un 51% y las transparentes han tenido una evolución positiva, pasando de un 3% a un 17%.

Una apuesta firme

La permanencia de BBVA en los primeros puestos de este informe no es casualidad. La entidad está apostando firmemente por la transparencia fiscal, como lo demuestra la nueva estrategia que aprobó en 2015 y que recoge su actuación en materia tributaria.

Siguiendo estos principios, el grupo BBVA ha hecho pública su contribución fiscal global. La entidad ha pagado 3.762 millones de euros en impuestos el ejercicio pasado por su actividad en todo el mundo, un 25,15% más que en 2015. Su contribución fiscal global, que suma los impuestos propios y los que gestiona de terceros, suma un total de 9.440 millones de euros. La mayor parte de estos impuestos se pagaron en Latinoamérica (3.075 millones de euros), España (2.372) y México (1.751).

En cuanto a la contribución fiscal propia de BBVA el año pasado, el impuesto de sociedades es el más significativo (50,66%), seguido de los tributos relativos a empleados y profesionales (18,53%) y el IVA (17,94%). Los impuestos sobre la propiedad inmobiliaria, actividades económicas o tasas locales suponen un 12,87% del total.

El cálculo de la contribución fiscal global se ha hecho siguiendo la metodología Total Tax Contribution (TTC) de PwC. Este método permite sumar los diferentes impuestos que paga una entidad por la actividad que realiza y, además, los que gestiona como intermediario para las autoridades tributarias de los lugares donde se encuentra.